PROYECTOS DE INTERIORISMO EN MURCIA

Realizamos proyectos de interiorismo tanto para viviendas como empresas en Murcia, detallando minuciosamente cada elemento y espacio para que puedas realizar la reforma por tu cuenta o mediante nuestra empresa. Nuestra dirección de obra y nuestros oficios velarán porque todo se ejecute como consta en el proyecto.

Tomarás solo aquellas decisiones que realmente te motivan y dejarás en nuestras manos el resto. Diseñamos para diferenciarte, pero también para contar con espacios que duren en el tiempo. Creamos espacios acogedores, cálidos y con muchas opciones para dar tu toque personal a cada rincón.

Cómo empezar un proyecto de interiorismo

Un proyecto de diseño de interiores puede considerarse un proceso de dos partes.

 

  • La primera parte consiste en encontrar un estilo que se adapte a ti y a tu personalidad. Esto puede implicar mirar revistas, hablar con amigos e investigar en Internet

  • La segunda parte consiste en seleccionar los muebles, la decoración y otros elementos que contribuirán a la apariencia general de su nuevo espacio. Inspirarse en el entorno y aprovechar los elementos existentes son partes importantes de cualquier proyecto de diseño de interiores, y los resultados pueden ser espectaculares si se hacen correctamente.

La gran mayoría de los clientes nos dan las llaves de su casa o empresa para que nosotros nos encarguemos de todo. Saben que damos lo mejor de nosotros, esforzándonos al máximo por no salirnos de su presupuesto.

¿Qué incluye un proyecto de interiorismo?

Los proyectos de diseño de interiores pueden variar en su complejidad, desde remodelaciones relativamente sencillas hasta renovaciones más complicadas. 

 

Por lo general, un proyecto de este tipo consta de estas fases:

 

  • En primer lugar, se elaboran los planos y se crean las especificaciones. Estos documentos describen el aspecto general y la funcionalidad del espacio, así como los requisitos estructurales o técnicos necesarios.

  • A continuación, se contrata a los contratistas y se inician las obras. En este momento suele surgir cualquier reto o problema inesperado, que puede tener que resolverse antes de que se complete el proyecto.

  • Por último, una vez terminada la obra, se suele presentar el proyecto terminado para su revisión. En este momento, el cliente puede hacer cualquier modificación o plantear dudas.